Cocina: Rocas de chocolate

Hoy vengo con una receta de cocina fácil y buenísima, ideal para endulzar el comienzo de la semana o para hacer sonreír a alguien (se me ocurre que puede serviros para el día de la madre, que se está acercando^^)

Pues, como os he dicho, la primera receta que he escogido para poner en el blog es facilísima, se pude utilizar cualquier ingrediente que tengáis por casa, se hace en unos minutos y queda muy bien. Especialmente yo la hice en Pascua, para darle una sorpresilla a mi chico.

¡Vamos con las rocas de chocolate!

Ingredientes:



* El chocolate puede ser el que más os guste o el que tengáis por casa, incluso blanco. A lo mejor quedaría bien mezclar, por ejemplo, chocolate blanco y con leche para que salga "marmolado". Yo lo hice con chocolate puro porque en mi casa nos encanta :)

*El crocanti de almendras lo podemos encontrar en cualquier supermercado, yo por ejemplo lo compré en Mercadona. Pero si tenéis más tiempo y queréis que os quede mejor, podéis hacerlo vosotros mismos. Aquí os dejo un vídeo: Cómo hacer crocanti casero

*Yo utilicé 200 g de chocolate y aproximadamente 100 g de crocanti. 

Pasos:


1.- Trocear el chocolate. Es importante que esté bien machacado para que luego no se formen tantos grumos a la hora de fundirlo.




2.- Fundir. Si quieres utilizar el microondas, acuérdate de usar un recipiente apto y ponerlo en intervalos de 30 segundos para que no se queme. TRUCO: Mi madre me aconsejó añadir un poco de agua y la verdad es que funcionó.

3.- Añadir el crocanti. Una vez que el chocolate esté bien fundido, es el momento de echar la almendra. Tenemos que mezclar bien para que quede una mezcla homogeneizada. IMPORTANTE: Es necesario dejar que el chocolate se funda un poco para que el crocanti no se ablande.




4.- Formar bolitas. Ahora es el momento de poner papel vegetal en una base y hacer la forma  de roca con la ayuda de 2 cucharas. 



5.- ¡Ya casi está! Ahora solo falta dejar las rocas en la nevera más o menos durante 2 horas. Si quieres que estén duras y crujientes todo el rato, mantenlas en el frigorífico y si prefieres que estén duras por fuera pero más blandas por dentro, cuando las saques no vuelvas a enfriarlas.

Yo les he añadido crocanti, pero también se me ocurren otros posibles ingredientes como: nueces, arroz inflado de chocolate, copos de maíz, frutas secas... ¡Hay muchas posibilidades!

Al final tuve que hacer otra tanda más, porque me parecía mal dejar a mi madre y a mi hermano sin rocas de chocolate... Así que probé otra mezcla con chocolate amargo, pasas y un poco de canela. Estaban riquísimas porque el contraste entre amargo y dulce es genial.


Pero para presentar bien el regalo, faltaba el envoltorio. Así que busqué y al final encontré esta cajita y la decoré con un rotulador permanente negro:



Otra opción es imprimir una caja para meter dentro las rocas. Con esta web podréis diseñar la plantilla que más se adapte a vuestro gusto para montar la caja (también diseña sobres y estuches para tarjetas).

 Si sois más de recortar, este diseño de caja búho podría ir bien, es muy original. 

Y si preferís tener ya hecha la cajita, en El Tarro de Ideas encontraréis cajas muy bonitas y también más cosas para decorar, como washi tape y papeles muy bonitos.


¡Animaos y me contáis cómo os ha salido!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Tienes que comentarlo!